En un artículo anterior te explicaba qué es el marketing de contenidos y cuál es su función dentro de la estrategia online de tu empresa. Si no lo has leído te invito a que lo hagas antes de seguir adelante con el tema que ahora nos ocupa. ¿Por qué? Porque el blog va a ser el pilar fundamental sobre el que se cimenta toda tu estrategia. Es la herramienta de generación de contenidos por excelencia, la que te va a ayudar a posicionarte en buscadores, la que va a alimentar tus redes sociales y la que te va a convertir en un referente en tu sector. Estas son las ventajas de tenerlo, véamoslas con más detalle.

alt="Beneficios de tener un blog de empresa"

Primero que nada, ¿sabes qué es un blog corporativo?

 

Un blog puede ser un sitio web con entidad propia o puede ser una sección dentro de la web de una empresa. En él se publican periódicamente artículos, llamados post, que tratan sobre una temática específica, y que persiguen alguno de estos fines: informar, formar o entretener. Pero ojo, informar, formar o entretener no a cualquiera que pase, sino a tu cliente ideal, a ese que quieres atraer a tu negocio.
¿Y para qué quieres esas visitas? Para convertir a un visitante desconocido en un suscriptor que te deja sus datos porque le interesan tus contenidos y quiere recibirlos periódicamente en su correo. Posteriormente trabajarás tu lista de suscriptores para convertirlos en clientes mediante campañas específicas. Y, cuando ya los tengas fidelizados, seguirás trabajando con ellos para que actúen como prescriptores de tu marca.

 

¿Y qué has hecho para conseguirlo, le has avasallado con tus ofertas y promociones, has irrumpido de forma agresiva en sus vidas? No. Han llegado de forma natural porque le has dado respuesta a aquello que andaban buscando. Y todo ese maravilloso proceso empieza en el blog.

 

alt="Beneficios de tener un blog de empresa"

¿Por qué te interesa tenerlo?

Sería muy fácil decirte: porque tu competencia ya lo tiene. Pero, ¿qué beneficios son los que te va a aportar y que no consigues ver? Te lo voy a resumir en estos cinco puntos:

 

Visitas a tu web. El hecho de publicar periódicamente hace que tu web se vaya actualizando, que ofrezca nuevos contenidos cada semana. Y esto es una vía excelente de conseguir tráfico.
Posicionamiento en Google. Te quejas de que tu negocio no aparece en los resultados de búsqueda y no sabes por qué. Muy fácil, porque tu página no está posicionada. Una de las formas de conseguirlo es trabajar la redacción orientada a SEO. Para ello deberás utilizar las famosas palabras clave. Cuantas más palabras clave tengas posicionadas más posibilidades tienes de figurar en los primeros puestos. Y publicar un artículo semanal en el blog , además de tener optimizados los textos de las secciones de tu web, te va a ayudar mucho a conseguirlo.
Mucho cuidado, porque ni a Google ni a los usuarios les gustan los contenidos que no aportan nada, por muchas palabras clave que repitas a lo largo y ancho del texto. Cuida la calidad, ofrece información de valor. De lo contrario serás penalizado y relegado a la página diez de los resultados de búsqueda. ¿Y quién consulta esa página…?

 

Relevancia en tu sector. Conforme van creciendo las visitas a tu blog tu reputación online va aumentando. Te has convertido en esa fuente de información y consulta a la que recurren los usuarios de manera habitual. Te vas a convertir en un referente dentro de tu sector, en una figura de autoridad como experto en la materia.

 

Interacción con tus lectores. Gracias al blog vas a facilitar que los lectores se pongan en contacto contigo dejando sus comentarios, realizándote consultas, opinando sobre tus productos y servicios. Vas a obtener feedback inmediato y vas a poder comunicarte de forma directa con ellos.

 

Viralización a través de las redes sociales. Un usuario lee tu post, le gusta y lo comparte en sus redes sociales. Y lo ven todos sus seguidores. Automáticamente ese artículo ha multiplicado su alcance. No has tenido que realizar ninguna inversión. Tan sólo ofrecer un contenido de valor y facilitar que sea compartido. ¿Sabes a cuánta gente puedes llegar, personas que ni siquiera te conocen, que ni siquiera saben que existes, pero que podrían convertirse perfectamente en tus clientes?

 

Ahora que ya sabes cómo puede ayudarte un blog a captar a tu público potencial es el momento de ponerte en marcha. ¿Deseas que te ayude a iniciar este proceso?

 

Contacta conmigo y empecemos a trabajar ya.